Cuando sientas que traes el agua hasta el cuello, no te preocupes: el arte sabe nadar.

Blub