DECANTACION

DE ANDREA FISCHER Dafne se hizo laurel. I El mar se ve dorado. Lo encierran los brazos montañosos de la bahía. Le dan forma de ojo. Ella está viendo todo desde arriba, asomada desde la alberca infinita de la casa en el peñasco más alto. Le da vueltas al óculo marino...