Hablando por escrito. Número 9

El nueve es un número simétrico que tiene un valor alegórico. Es una especie de casa en la que se albergan armonías que van más allá de la explicación filosófica o matemática y también es una sencilla figura: cabezona, con el rabo enroscado. El número nueve interviene frecuentemente en el imaginario colectivo. Guarda un orden de perfección en el que podemos imaginar mundos simbolizados por tres triángulos donde se albergan los cielos, la tierra y los infiernos. Esta no es una idea original, se les ocurrió a los griegos, a los chinos, a Dante, en fin, a tantos otros. También es el número de esta edición. El nueve representa la universalidad y es un símbolo de principio y fin.

Al ser el último dígito acaba con una serie y nos transporta a un plano distinto, al de las cifras acompañadas. Este número nueve de Pretextos literarios por escrito marca el inicio de dos secciones nuevas de la revista: Conversaciones y Perspectivas. En esta edición buscamos la idea de un nacimiento y la figura de germinación. Si Deméter tardó nueve días en encontrar a Perséfone, Leto padeció nueve noches los dolores de parto y de Zeus nacieron nueve musas frutos de nueve noches de amor, nosotros decidimos entregar dos nuevas propuestas.

Conversaciones será la sección en la que podamos platicar con personas que buscan pretextos para generar historias. El objetivo es charlar con autores sus las propuestas y las herramientas de las que se valen para contarnos algo fascinante.Vamos en busca de esa sutileza que nos atrapa y nos sumerge en la emoción y en la historia que nos quiere transmitir. El punto de encuentro puede ser una fotografía, un poema, un cuento, una instalación. Buscamos a los autores para que nos compartan esas pulsiones que llevan a crear. Apreciamos lo que nos dicen y descubrimos lo que hay detrás de lo que nos dijeron sin emitir palabras. Blub, un artista urbano florentino, estrena esta sección.

Perspectivas nos presenta anotaciones sobre el contenido de algún pretexto literario para darnos a conocer la opinión del ojo crítico que enfrenta a la obra artística. Nos muestra valoraciones estéticas o como lo dice el propio Dr. Ramón Moreno —quien inaugura esta sección reseñando un estupendo libro La mano de Onán —, nos da un manual para aproximarnos a la obra.

Con estas dos secciones Pretextos literarios por escrito persigue novedades para ponerlas a disposición de los lectores que. Queremos provocar interés y despertar curiosidad. Encender la llama que nos lleve a fijar la mirada en un punto específico. Este número viene impregnado de la ternura que le quiere dar color al blanco y negro, de la inteligencia de una propuesta que nos enseña que el arte tiene herramientas para enfrentar la crisis, del dolor que narra la vulnerabilidad de un personaje evidentemente autobiográfico, de crueldad y erotismo. Ofrecemos diversos tonos con el afán de liberar al lector de las torturas del

aburrimiento. Vamos detrás del impulso creativo que lleva a un autor a generar una pieza narrativa, algo que contar a partir de palabras o de imágenes. Perseguimos esa sincronía que hay entre lo que los autores plasman, la influencia de la sociedad en la que viven, para ponerla a disposición de esos ojos que recorren las páginas y cooperan para completar y cerrar el círculo. Queremos propiciar la interacción entre la imaginación del autor y de ese ojo observador. Ambicionamos con pasión ser ese vínculo. Seguimos firmes en nuestro afán, buscamos atrapar lectores para nunca dejarlos ir. Con ustedes, el número nueve.

 

La Editora General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *