“Dio un golpe seco contra la tierra y se fue desmoronando como si fuera un montón de piedras”.

Pedro Páramo, Juan Rulfo